Monthly Archives: enero 2015

De visita por el taller (Experiencia Ejercicios Espirituales)

Las pasadas Navidades me fui cuatro días de Ejercicios Espirituales a Loiola. No era mi primera experiencia de EE pero cada vez es una experiencia distinta: sabes quién es tu acompañante pero desconoces el viaje que te tiene preparado. Y es que en cada ocasión te sorprende con una cosa diferente. Este año me invitó a conocer su taller. ¿Queréis saber lo que me encontré?

Llegué a la estación puntual. Tenía muchas ganas de volver a compartir unas vacaciones con Él. Estaba deseando emprender el viaje y ansioso por descubrir de su mano nuevos lugares. Miraba el reloj pero Él no llegaba. Empecé a impacientarme. Habíamos quedado allí, ¿verdad? Tenía miedo de perder el tren (aunque, en realidad, no sabía cuál debíamos coger), así que saqué el móvil y le llamé insistentemente. Pero no obtuve respuesta. Cuando se acabó la batería, alcé la mirada al frente y allí estaba Él. Al fin había aparecido. Le pregunté por el retraso y me dijo que había estado allí todo el tiempo pero que me vio tan ansioso por partir que no me veía preparado para el viaje. Según Él, necesitaba una pequeña dosis de pobreza y humildad. De esta manera saqué la primera lección del viaje: “Él toma la iniciativa. Yo tengo que aprender a esperar. Sus tiempos son distintos”.

Una vez juntos, me pidió que confiara en Él, me tapó los ojos y…¡zas! de repente aparecimos en un coqueto taller de carpintero. Me dijo que, aunque muchas veces lo dude y, a pesar de su avanzada edad, Él sigue trabajando todos los días. Ese iba a ser nuestro destino durante los próximos cuatro días porque tenía la intención de mostrarme cómo funciona el taller.

Lo primero que hizo […]

Por |18 enero 2015|Comunidad, Ejercicios Espirituales, Experiencias, Novedades|Comentarios desactivados|

Historia del fondo común de Durango

La historia del fondo común de la CVX  en Durango surge hace unos dos años.

Por aquel entonces la comunidad se componía, al igual que ahora, de 8 miembros de los cuales 7 éramos padres de familia de 9 niños que actualmente ya son 10. Es decir que ya hace tiempo que  el número de niños supera al de adultos. Esto trae consigo la dificultad para reunirnos, y para participar en  el resto de las diversas actividades, celebraciones etc de la vida comunitaria. A esto hay que añadir que la mitad de la comunidad son dos matrimonios, lo que significa que alternan su presencia de forma que las ocasiones en las que conseguimos juntarnos todos son casi testimoniales.

Desde esta realidad, que vamos constatando en el tiempo, nos vamos dando cuenta de que cada vez disponemos de menos tiempo que ofrecer a las distintas llamadas que surgen desde las líneas de misión de la cvx. La comunidad está en un momento en el que la  familia centra la vida apostólica  en la gran mayoría de los miembros. Los respectivos trabajos y familias nos absorben. No obstante, y en vista de que también existen otros campos de misión en los que quisiéramos estar, surge poco a poco la idea de organizarnos para crear un fondo común con el que apoyar y participar de proyectos que vayan en dichas líneas de apostolado. Tampoco hay que olvidar que la capacidad de actuar en un pueblo como Durango no es comparable a las oportunidades que hay en una ciudad como puede ser Bilbao

A lo largo del curso 2012-13, después de culminar los procesos de los compromisos (5 permanentes y uno temporal), emprendemos la tarea de establecer un fondo común y […]

Por |13 enero 2015|Comunidad, Fondo Común, Novedades|Comentarios desactivados|