Seguimos avanzando en la asamblea. Ayer informe de gestión del Consejo y presentación de los informes de los equipos apostólicos.

Hoy hemos profundizado a través de dos ponencias marco sobre las dos primeras fichas que ya trabajamos en la comunidad: Cómo me dispongo? Cuidar la roca firme. Benji, de CVX Tiberíades nos ha hecho una propuesta muy sugerente, con mucho hilo conductor y enraizado en la experiencia de EE. EE, que remarca de nuevo que es nuestra experiencia radical, nuestras raíces que hacen crecer el árbol.

Se ve la necesidad de acompañar, de la importancia de elegir bien a las personas que acompañan, formadas y conocedoras de nuestra realidad laical e ignaciana.

Cual es nuestro “para” como comunidad? Ignacio nos dice: Ejercicios Espirituales para… vencerse a si mismo y ordenar la vida… Cual es nuestro para? Tiene que ver con el que aparece en el principio y fundamento? El hombre es criado para… O no? Importante ver el “para” de nuestra comunidad.

Cómo poder revisar nuestra vivencia espiritual al hilo del plan de formación, de una manera clara y sin engaños. ¿Qué experiencia espiritual tenemos, cómo rezamos, cuando rezamos?

Lo importante de compartir entre miembros de las comunidades… A mi una de las frases que ha dicho y se me ha quedado es que los procesos no se respetan, lo procesos se atienden, se acompañan… Importante.

Se vuelve a remarcar la importancia del DEAE en la dinámica comunitaria y personal (que también es comunitaria, claro) ¿Cómo fortalecer el cuerpo?

Por la tarde, Belén Santamaría, de Salamanca, nos ha hecho una propuesta sobre como se dispone el cuerpo. Parte de la realidad en España, datos muy claros y duros. Con este contexto, CVX que? tiene que promover el cambio, que parte de una indignación, que plantea un modelo (el Reino) y una manera de llevarlo a cabo (al estilo de Jesús).

A qué no podemos renunciar como comunidad? A lo siguiente:

A los EE.EE, fuente y raíz. Nuestro tesoro.

A la Comunidad, al servicio del mundo, donde quepan todos. Este es nuestro “para”. Nuestra identidad nos lanza al mundo, nos llama a pringarnos en el barro de ese mundo al que amamos.

A las asambleas y los documentos que de ellas salen, a los principios generales, a las normas.

Al DEAE, a través del cual buscamos la voluntad de Dios.

A nuestra identidad de laicos. No podemos construir una comunidad con modelos que no son propios de laicos.

Remamos todos en la misma dirección, cuidamos unos de otros siempre abiertos al Espíritu.

Ha sido un día intenso, de tiempo de oración personal y de trabajo en grupo, con plenario rico e intenso. Se van repitiendo sentimientos y mociones:

ACOMPAÑAR – DEAE – EE.EE COMO REGALO Y TESORO – FRONTERAS – ESTRUCTURA QUE AYUDE – …

Tenemos que ir aterrizando y concretando más.

Buen ambiente, humor, intensidad y necesidad de ordenar todo esto para ver como os lo hacemos llegar…

Seguiremos informando!!