Guiller me pidió que contará de manera breve en que consiste nuestra participación en el Patronato de la Fundación Ellacuria… ahí voy…

El Patronato es un órgano que “vigila” por el buen funcionamiento de la Fundación. Se reúne más o menos tres veces al año con el objetivo de hacer un seguimiento económico de la entidad y su financiación (aprobación del presupuesto y cierre de cuentas), de la actividad y del funcionamiento del equipo en el día a día. También para trabajar ciertos documentos (MVV…) y participar en la elaboración de los planes y las líneas estratégicas. De manera puntual, la Fundación también acude a los y las patronas a nivel personal pidiendo su colaboración para ciertas cuestiones más allá de las sesiones del Patronato.

La comunidad de CVX-Bilbao es una de los socios fundadores de la Fundación junto a la Compañía de Jesús y la Compañía de María, por estatutos está aprobado que siempre habrá un representante de cada una de estas entidades en el Patronato. Hasta ahora también participaba el director de Alboan, el administrador de la Provincia  y una persona vinculada a la Universidad de Deusto.

Fundación Ellacuria imagen

Digo hasta ahora, porque en septiembre del año pasado, el sector social, y por tanto la Fundación Ellacuria, pasaron a formar parte de la provincia única y eso va a conllevar un cambio en los estatutos y en la configuración del patronato. Uno de esos cambios será, que la CVX-Bilbao estará representada por la persona que ocupe en ese momento la presidencia del Consejo, cuestión que llevamos valorando desde hace tiempo y que nos parece adecuada a todas las partes por oficializar la relación institucional y por facilitar un funcionamiento más ágil y operativo.

Así que el pasado 27 de mayo participe en mi último patronato. Quiero aprovechar para agradecer a la Fundación y al resto de los y las  patronas el trabajo de estos años, la cercanía y cariño que he sentido. También a la comunidad que ha confiado en mí para representarla en este espacio. La verdad es que he aprendido mucho de la experiencia. ESKERRIK ASKO.

Elena Ruiz