Hirusta –Talleres para el manejo la de agresividad y violencia en entornos familiares con adolescentes– (Proyectos apoyados 2013)

En esta ocasión os presentamos el informe facilitado desde Fundación Gizakia, con cuyo programa Hirusta hemos colaborado el año pasado, agradeciendo su disponibilidad y el trabajo que realizan, como parte de la difusión de las actividades apoyadas desde CVX Bilbao – Arrupe Elkartea a través de su Fondo Común de Solidaridad. 
Logo GizakiaEn Fundación Gizakia llevamos 30 años, comprometidos, trabajando con adolescentes con problemas, personas con adicciones y personas en búsqueda de empleo, para que con su esfuerzo y nuestro apoyo profesional puedan superar sus dificultades.

Desde el programa Hirusta ofrecemos formación, orientación e intervención especializada tanto a población adolescente como a sus familias y a cualquier persona o entidad que, estando en contacto con adolescentes, busque orientación por razones personales o profesionales. Entre los comportamientos de riesgo atendidos podemos destacar conductas como el fracaso y/o absentismo escolar, las ausencias del domicilio, las relaciones familiares conflictivas, los pequeños robos u otros indicios de delincuencia, el inicio de consumo de drogas, el abuso de alcohol, episodios de agresividad…

 

HIRUSTA

Talleres de sensibilización en el manejo de emociones generadoras de agresividad en adolescentes

FG - HIR teens0En los últimos 5 años las demandas de atención por motivos relacionados con conductas agresivas, conflictos y problemas conductuales graves se han incrementado de manera notable. En la mayoría de las ocasiones aparecen mezcladas con el consumo de drogas como cannabis o  alcohol, lo que suele empeorar la situación.

Por ello, el proyecto que se ha desarrollado gracias al apoyo de CVX Bilbao, ha tenido  como objetivo abordar, tanto con los adolescentes como con sus familiares, el manejo de emociones que pueden generar conductas agresivas, a través de espacios grupales donde adquirir herramientas que luego poder aplicar en su día a día.

 

Colectivos a los que se ha dirigido el proyecto:

  • Adolescentes con conductas agresivas inmersos en conflictos con la familia o el centro escolar, con quienes se ha trabajado su agresividad, en un espacio grupal, en tiempo limitado y alternándolo con los otros espacios de intervención individual.
  • Padres y madres de estos adolescentes: algunos con dificultades para poner límites a las conductas de sus hijos/as,  otros porque reaccionan a la agresividad de los hijos e hijas con agresividad también. Porque cualquiera de estas posturas les coloca a ellos y a sus hijos/as en riesgo de convertirse en víctimas de estos procesos que condicionan el futuro de la relación familiar y la integración de los más jóvenes.

 

Actividad desarrollada:

En 2013 se desarrollaron dos talleres  para adolescentes y dos seminarios para padres/madres en los que participaron un total de 44 personas. 16 adolescentes de entre 15 y 18 años y 28 padres y madres.

Adolescente

Las convocatorias se hicieron en Julio y Noviembre, buscando evitar el periodo de exámenes y esperando a  contar con un número suficiente de chicos y chicas de la misma edad y con la misma situación.

Entre marzo y mayo de 2014 se volvió a poner en marcha esta intervención esta vez con un tercer grupo de 6 chicos que presentaban problemas de especial dificultad en cuanto al manejo de emociones y conductas agresivas, algunos de los cuales estaban bajo medida judicial en el tratamiento. En este caso se incrementó el taller en una sesión y se trabajó más con role-playing.

En esta segunda convocatoria se optó por no realizar el seminario con padres y madres, y trabajar más en una intervención directa e individualizada con la familia a través de sesiones con los padres/madres, ya que las situaciones eran de mayor dificultad.

 

Valoración de los resultados

Valoramos muy positivamente la experiencia realizada con estos talleres específicos sobre agresividad. Focalizar el trabajo en este tema y hacerlo desde espacios grupales adecuadamente seleccionados y gestionados, ha permitido un abordaje intenso de las emociones y conductas, además de permitir la inmersión en dinámicas de trabajo coordinadas de toda la familia, lo que ha permitido alcanzar resultados bastante prometedores.

En el caso de los chicos y chicas que participaron en los talleres, el 62% rebajaron la intensidad de las conductas agresivas. En algunos casos continuaron con su trabajo personal, en otros  terminaron su proceso con una valoración positiva y las conductas reconducidas.

FG - HIR teen 38340986713_315bf3878b_oEn cuanto a los padres y madres, la valoración fue muy positiva, tanto en cuanto al seminario propio, como a los talleres con los chicos y chicas.  Ambos les permitieron abordar más directamente las situaciones que vivían y poder compartirlas en espacios grupales con otros padres y madres logrando, en la mayoría de los casos, entender  mejor dónde estaba su dificultad frente a estas conductas de sus hijos.

Las valoraciones de la satisfacción con los talleres fueron de una media de 7,83 entre los jóvenes y de un 8,11 por parte de los padres y madres.

Sin el apoyo de CVX o de iniciativas semejantes, no podríamos desplegar una intervención que, si bien resulta  prometedora en resultados, es costosa en medios (al participar en ella equipos interdisciplinares con mucha experiencia con adolescentes). La experiencia y buena aceptación de las dinámicas propuestas está haciendo que, desde el equipo de trabajo, se estén planteando desarrollar para 2015 nuevos espacios de formación / sensibilización para padres/madres con la integración de nuevas tecnologías de modo que el impacto del trabajo pueda prolongarse en el tiempo.