Desde su propia experiencia vital, desde su presencia en Motril, donde llegan personas que cruzan el mar, desde aquí nos comparte su reflexión Juantxu.

¡Europa, yo te maldigo! ¡Malditos todas y todos los europeos por nuestro acomodo y tibieza!. Tenemos que sentirnos culpables. ¡Somos culpables!
Está en Apocalipsis 3:14-22:  “Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.
Acaso no tenemos que preguntarnos y cuestionarnos MUY SERIAMENTE si en todos los países europeos no pensamos en todas nuestras invasiones, descubrimientos, colonizaciones, etc. Algunos de los “QUE NOS RECIBÍAN” nos pidieron, acaso, pasaportes, papeles, DNI, documentaciones, huellas de identidad (…) ¿Qué hubiera pasado o cómo nos habría ido la historia? La  HISTORIA DE EUROPA TODA, la de cada uno de nuestros países y/o estados, ¡la de cada una y cada uno de nosotros!
Ellos y ellas –los refugiados e inmigrantes- no vienen a invadirnos, saquearnos, robarnos, acabar con nuestras tierras y recursos, como hicimos y seguimos haciendo nosotros en África, América, India (…) Ellos vienen a conseguir un MÍNIMO DE VIDA Y DE DIGNIDAD, con lo que a nosotros nos sobra.
¿Estamos en verdad en condiciones de sentirnos personas humanas si basamos nuestro bienestar en cerrar y vallar con concertinas y demás elementos dañinos y hasta mortales, nuestras fronteras? En medio de esta conmoción lo realmente terrible es que nuestros líderes, en vez de tomar medidas urgentes, están enzarzados en un combate por ver quién se hace cargo del problema. “Más que miedo a las botas de guerra, ten siempre mucho más miedo a las pantuflas de estar por casa”.  M. Louwette
Cuando Alemania en las guerras resultó “peligrosa e invasora” sobre todo con el Nazismo para Europa…¿No fuimos, acaso, capaces de unirnos y enfrentarnos a ella para acabar con su poder y muerte?
Yo quisiera que alguien me diría ¿porqué no somos capaces de JUNTOS Y UNIDOS hacer lo mismo en Siria, Libia (…)  ¡Hay más! Con su poder y régimen tan criminal y mortal con tantos seres humanos de toda edad y condición?  - Juantxu Oscoz
 
¡No basta con acoger refugiados! Tampoco el de “movernos y motivarnos” ¡Por la tremenda imagen de un niño ahogado en una orilla! ¿Por qué no se para la guerra en Siria, Libia  y países de alrededor, ni se corta o se para la  venta de petróleo que, su explotación, sirve para la compra y venta  de armas? -Carmen Magallón (Gran amiga)
.- El primer problema de toda guerra o conflicto es la verdad y es cierto. La verdad siempre se escribe de varias formas que, en un momento dado, tienden o pueden unirse. Muchos europeos están tratando estos HECHOS ACTUALES como si fueran meras opiniones. Es el tremendo relativismo en que muchos ciudadanos europeos ¡no digamos la mayoría de los políticos! Consideran todo esto como la esencia de la democracia.   Javier  Rodríguez Marcos.
Vivimos en tiempos de indignación, más desde que la crisis última y actual hiciera visibles los graves defectos de nuestros sistemas políticos y más insoportables las injusticias que está causando. Lo grave puede ser que ciertas expresiones de esa nuestra indignación pueden llevarnos a conclusiones que representen lo contrario de aquello que queremos y luchamos por defender.  -  Daniel Innerarity
No te rindas, aún estás a tiempo,
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras,
enterrar tus miedos,
liberar el lastre,
retomar de nuevo.
Mario Benedetti.
  “Mi corazón es cobijo de tu beso, dijo la nube del ocaso al sol”. R. Tagore
Salobreña es, junto a Motril y más…, ese lugar,
en el que, en la noche oscura, ver la luna brillar
y sobre el profundo pero calmo mar,
verla hacer camino y con mil reflejos rielar,
como queriendo, en su fuero interno, iluminar
a las pateras que, sin duda alguna, van a llegar
cargadas de girones de Vida y de azar,
a las que Salvamento y Cruz Roja del Mar
acuden siempre dispuestos para, de su trágico viaje, salvar.
Esto es lo que, de verdad, no nos cansaremos de proclamar:
Sólo quieren llegar a la otra orilla del mismo mar
para su Humanidad en ¡TODO!  a la nuestra igualar.
Cuando no se pueden decir las cosas, las miradas se cargan de palabras y de razones:
 
Hoy por hoy sigue dominando en España y en Europa la “raza” de los mercaderes, a la vez que va perdiendo terreno y lugar la de los Ciudadanos. Está claro que en ellas no tienen ningún sitio los pobres –más aún si son inmigrantes- que, queramos o no, están llegando y lo van a seguir haciendo a nuestra tierra ¡que es la suya! Y a nuestras ciudades.
Miles de ahogados y desaparecidos ante nuestras costas. Se calcula que más de un 63,13 % se ha experimentado el crecimiento de pateras avistadas y “salvadas” en relación al año 2014. Se sabe, no se puede negar, que las mafias los explotan y tratan como verdaderos esclavos del Siglo XXI ¡Son unos verdaderos negreros!
Pero ¿acaso lo son menos el premier inglés Camerón que en conversación con su homólogo francés Hollande? –sobre la grave crisis de los inmigrantes en el Eurotúnel- le prometió mandar “mayor número de  perros policías  más agresivos y más vallas con todas las cuchillas que hagan falta”. Así actúan muchos de nuestros políticos, de aquí y de allá. Es la Europa de los Negociantes, de las grandes ganancias.
Los inmigrantes que llegan y son rescatados –la mayoría a los que vemos en su llegada al puerto de Motril, con sus “miradas”  perdidas y sus semblantes llenos de pánico y ateridos- son de origen subsahariano y se lanzan a esa tremenda, peligrosa y hasta mortal aventura (1)… En búsqueda de una vida digna, de una vida mejor. Parodiando a una famosa frase que sonaba en la radio en nuestros tiempos mozos: “Los hombres y mujeres que se lanzan al mar en una patera y realizan esta travesía  llegando o muriendo en el “camino del mar” es porque quieren simplemente comer, vivir y lograr ¿quizá?  Algún futuro ¡ESTÁN CERCA DE DIOS!
(1)Sirva el ejemplo de ese joven que encontró la muerte dentro de una maleta en un ferry. De todos los recogidos del mar, desaparecidos, ahogados, abandonados…
“Aprender que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la Vida es ir hacia adelante. La Vida, en realidad, es un viaje de sentido único”.  (Agatha Christie)
La Sinrazón: Estos relatos no son ficción, afirmo que son creíbles pues están basados en la realidad, por muy extraños que nos parezcan o se nos hagan. Llegamos al puerto de Motril a cualquier hora del día, de la tarde, de la noche, incluso de madrugada. Para encontrarnos con esos seres humanos que nos miran con ojos perdidos ¡sin expresión alguna! De tanto mirar el mar y su horizonte infinito y deseado. Sin esperar nada, ante nuestra presencia y cercanía. Con sus ropas y cuerpos quemados por el sol, el mar y la “tremenda mezcla de petróleo y salitre” que quema hasta sus zapatos ¡no digamos nada de sus pieles, quemadas por ese abrasivo! Nos inunda un sudor frío pues nos hacen ver y entender que “su mundo se acaba desvaneciendo en esta su llegada”. No tienen, apenas, nada que decir, ¡nada que declarar a la llegada a esta aduana!, vienen sólo con su cargamento de ilusiones rotas y truncadas a través de este mar.
Nuestro corazón es un sentir intangible, ante esa “humanidad” ausente. El pulso de nuestras arterias se acelera ante la llegada de estos inmigrantes, “viajeros hacia ninguna parte”  con el miedo a no ser nadie. Cruzan nuestros corazones, en ese tremendo momento, cientos de “sinrazones”.  Cuando las relaciones no son un negocio, los gobiernos, la política, las finanzas… toman medidas para frenarlas y ocultarlas, se reducen o desaparecen los presupuestos para la cooperación. Es el actual PARADIGMAde la inconsistencia humana. Son los verdaderos males que aquejan nuestra verdadera solidaridad, y que marcan las MEDIDAS URGENTES que se deben tomar. Como muy bien denuncia y critica el Papa Francisco: “La avidez desenfrenada por el dinero, la dictadura sutil que condena y esclaviza a hombres y mujeres al nuevo colonialismo enraizado con el sistema económico y sus mercados.
¡ESTA ECONOMÍA MATA!
 “Ciego. Me estoy quedando ciego de tanto taparme los ojos con las manos, para mirar la oscuridad de la ausencia inquisidora del amor”.  (Javier Corcobado)    
Disponibles las 24 horas del día: Eso lo tenemos claro todos los profesionales de la ERIE (Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias del Mar de Alborán, en el Mediterráneo con base en el Puerto de Motril – Granada), desde que aceptamos este trabajo. La cercanía, la proximidad, la plena dedicación es una forma de hacerles ver que estamos con ellos, que queremos ayudarles. Mirarles a los ojos es muy fuerte, hay que aprender a controlar las emociones ya que muchas de las caras ¡de los ojos! que ves –en muchas ocasiones- te harían desistir. Pero a pesar de la intensidad del trabajo, lo ves como muy necesario, son personas que llegan en tales situaciones de“deshumanización” que a poco que hagas por ellos estás haciendo lo mejor ya que es lo que “humanamente” necesitan.
Las primeras pateras comenzaron a llegar en 1998. En 2004 se puso en marcha el ERIE. Desde entonces, hasta finales del año pasado, se tienen contabilizados: 14.790 inmigrantes: tremenda pregunta es ¿Cuántos no habrán podido llegar? ¿Cuántos estarán “perdidos” en el fondo del mar? En ese profundo cementerio de vidas, ilusiones y esperanzas truncadas. Porque ahí, en ese mar se produce la vida y se truncan, por desgracia tantas veces, otras. Es el vital encuentro con la eternidad que somos y hacia la que todas y todos caminamos. Por eso todo viaje, sea de las millas que sea, comienza siempre con el primer paso. (Lao – tsé)
“Apártate de los caminos frecuentados y camina por los senderos” Pitágoras –“Mar… ¡cúmulo de riqueza! En ti se asiste al agigantamiento del tiempo y de paisaje” (Miguel Hernández)
Creer en que es posible  crear un Futuro.
 
El silencio de los silenciados, de los amordazados o de los ignorantes, es comprensible y debe, sólo por ello, corregirse lo antes posible. Pero es intolerable el silencio de los silenciosos. ¡Qué pena que pensando que puedes hacer poco, no hagas nada!
Decía, con toda razón en el 15-M: Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir. Sólo el aire es más grande que el mar, que el mar inmenso que guarda, en su profundidad, tantos secretos. Hablemos tengamos el coraje de levantar la voz. Pensemos en” la voz / que pudo ser /  remedio,  /  y por miedo / no fue nada”. La voz debida a los que crecen en el desamparo y la inmigración. Voz debida a la voz ausente de la mujer, excluida de tantos escenarios y foros donde hoy es más necesaria que nunca su presencia. Voz debida, sobre todo, a los invisibles, a los anónimos, a los que mueren cada día en un genocidio silencioso de hambre, sed, de olvido. Voz debida a quienes, situados en la cumbre, no oyen muchas veces, casi nunca escuchan, las palabras que se elevan de los que todavía aguardan, de los que todavía esperan. Voz debida, sobre todo, a los jóvenes que hoy, tan plurales, tan dispares son, sin exclusión alguna, nuestra esperanza. Vuestros ojos nos miran atentamente. Y nos impiden guardar silencio.
Juntos podemos creer, crear e inventar el mañana.    (Federico Mayor Zaragoza)
 
Sin carne no puede haber Espíritu. Dios es encarnación. En Jesús y en cada uno de nosotros, lo divino se manifiesta en lo humano.
Ráfagas de Federico García Lorca
 
Soledad: ¿por quién preguntas
sin compañía a estas horas?
Pregunte por quien pregunte,
dime ¿A ti qué te importa?
Vengo a buscar lo que busco,
mi alegría y mi persona.
No me recuerdes el mar,
que la pena negra, brota
en las tierras de aceitunas
bajo el rumor de las hojas.
.-.-.-.-
Bajo el agua
siguen las palabras.
Sobre el peinado del agua
un círculo de pájaros y llamas.
Y por los cañaverales,
testigos que conocen lo que falta.
Sueño concreto y sin norte
de madera de guitarra.
.-.-.-.-
 Pero son los muertos los que baila,
estoy seguro.
Los muertos están embebidos, devorando sus propias manos.
Son los otros los que bailan con el mascarón y su vihuela;
son los otros los borrachos de plata, los hombres fríos…
Los que beben en el barco lágrimas de niña muerta,
o los que comen por las esquinas diminutas pirámides del alba.
El mascarón. ¡Mirad el mascarón!
¡Cómo viene de África a New York!
         -.-.-.-.-.-
La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.
Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraíso ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.
La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.
.-.-.-.-.-.-
Para ver que todo se ha ido.
Para ver los huecos de nubes y ríos.
Dame tus manos de laurel, amor.
¡Para ver que todo se ha ido!
.-.-.-.-.-
  Yo denuncio a toda la gente
que ignora a la otra mitad,
la mitad irredimible
que levanta sus montes de cemento
donde laten los corazones
de los animalitos que se olvidan
y donde caeremos todos
en la última fiesta de los taladros.
Os escupo en la cara.
la otra mitad me escucha
devorando, cantando, volando en su pureza,
como los niños de las porterías
que llevan frágiles palitos
a los huecos donde se oxidan
las antenas de los insectos.
No es el infierno, es la calle.
No es la muerte, es la tienda de frutas.
.-.-.-.-.-
Me he perdido muchas veces por el mar
con el oído lleno de flores recién cortadas,
con la lengua llena de amor y de agonía.
Muchas veces me he perdido por el mar
como me pierdo en el corazón de algunos niños.
Como me pierdo en el corazón de algunos niños,
me he perdido muchas veces por el mar.
Ignorante del agua voy buscando
una muerte de luz que me consuma.
…Y el agua errante se pondrá amarilla,
mientras corre mi sangre en la maleza
Olorosa y mojada de la orilla.
…Llena pues de palabras mi locura
o déjame morir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.
-.-.-.-.-.-.-
Entre adelfas y campanas
cinco barcos se mecían,
con los remos en el agua
y las velas en la brisa.
El mar es
el Lucifer del azul.
El cielo caído
por querer ser la luz.
Aguanta tu sufrir,
formidable Satán.
Cristo anduvo por ti,
mas también lo hizo Pan.
-.-.-.-.-.-
…Y el hombre miserable
es un ángel caído.
La tierra es el probable
Paraíso Perdido.
-.-.-.-.-
El mar
sonríe a lo lejos.
Dientes de espuma,
labios de cielo.
¿Qué llevas, oh negro joven,
mezclado con tu sangre.
Llevo, señor, el agua
de los mares.
Esas lágrimas salobres
¿de dónde vienen, madre?
Lloro, señor, el agua
de los mares.
Corazón, y esta amargura
seria, ¿de dónde nace?
¡Amarga mucho el agua
de los mares!
El mar
sonríe a lo lejos.
Dientes de espuma,
labios de cielo.
 
Salobreña, 12 de Agosto  de 2015
Juantxu  Oscoz  Vivanco
CEAR – INFORME:  El Mediterráneo, convertido en una gigantesca fosa común. Más de 2 MIL PERSONAS han muerto tratando de llegar a Europa en lo que va de año
 
Acabar con la desigualdad económica extrema es una necesidad real. Tenemos que convertirla en nuestra prioridad si queremos decir adiós para siempre a la pobreza mundial, creando sociedades más equitativas.
(En Oxfam Intermón hemos creado Iguales, un informe a nivel mundial con propuestas concretas para combatir esta injusticia,  Agosto de 2015)
 
(Sant 2,14-18) ¿De qué le sirve a uno decir que tiene fe, si no tiene obras?
Para saber quién es Jesús, tengo que saber quién soy yo. Conocer a Jesús como “otro” no sirve de nada si no descubro lo que hay de Cristo en mí. Jesús proclama, con toda claridad, cual es el sentido de su misión como ser humano.
Hay gente que mira la tierra y ve tierra no más. (Atahualpa Yupanqui)
 
(Tremenda foto del niño ahogado en la orilla de una playa)
Hoy traigo una pena que todo lo inunda.
La imagen de un mundo inhumano que a todos golpea.
Una playa turca sí acepta la víctima limpia de una guerra sucia.
La nana del agua durmió para siempre al niño de Siria.
El ara de arena ofrece a los dioses la sangre inocente.
Y solo la espuma con gesto de madre, le abraza y le besa.
Un gendarme lo recoge en sus brazos como frágil joya.
Con gesto distante, respeta su sueño y lo deposita en la tierra firme.
Dejando a la vista la suma vergüenza de la raza humana.
También yo en la distancia que creo me ampara,
Soy culpable del drama infinito de tanta injusticia.
Mi terco egoísmo golpea siniestro a tanto inocente.
RAZONES PARA LA ESPERANZA
.-  Una playa, un mar, unas olas, la soledad y un niño…un niño llamado Aylan. Un niño de cuerpo frágil, tumbado sobre la arena, indefenso… muerto… Imagen que ha recorrido el mundo y no ha dejado frío a nadie que aún siga teniendo un corazón de carne… En lasu hermano que también murieron en la misma playa, en el mismo mar, en las mismas olas, en la misma soledad…a los ojos del mundo entero que mira pero no quiere ver…paradójicamente, nos dejan fríos los asesinatos que padecen miles de personas a lo largo y ancho del mundo. Confío en que poco a poco vayamos dándonos cuenta de este drama migratorio que está sacudiendo Europa, esta vieja Europa saciada y descreida.
.-  Pienso en Aylan, tratando de escapar de su país en guerra junto a su familia, con apenas lo puesto, sin comprender nada, sin saber que el mundo se ha vuelto loco. Él, como cualquier niño de su edad, sólo sabe que su casa es su mundo, que allí se está bien, que se encuentra bien y seguro, que sus padres le quieren,  lo abrazan cuando llora, que le cuidan cuando está enfermo… y ese tenía que haber seguido siendo su mundo, un mundo amable y lleno de ternura. Pienso en su padre que sigue con vida, en su madre y su hermano que también murieron en esa playa, del mismo mar, en las mismas olas, en la misma soledad…a los ojos del mundo entero que mira pero no quiere ver…http://www.las2orillas.co/wp-content/uploads/2015/09/Aylan.jpg